LAS BABOSAS

“Devaluadas sólo porque sí”

 

     Son un poco lentas y se arrastran. Encontré una apenas crucé la puerta del baño y le di las buenas noches.

    Muchas cosas toleramos en el mundo; incluyendo alimañas y sabandijas. Soportamos que nos griten, que nos ordenen y nos impongan, aguantamos como estatuas de acero que nos marquen el camino “adecuado” a seguir. ¿Cómo es posible entonces que cuando queremos hacer referencia a algo desagradable y repugnante, hablemos de las babosas como si fueran lo peor que hemos visto?

 

   Estoy indignada. Nunca me he atrevido a matar una babosa y mucho menos a echarle sal para verla retorcerse. Creo que las babosas se parecen mucho a mí… planean sus movimientos y (de acuerdo a la zoología) se alimentan en la noche. Si se trata de huir, la babosa se esconderá debajo de macetas, flores o áreas húmedas… como el baño; a falta de jardín.

 

     Pienso en las babosas porque ellas dejan grandes agujeros en las hojas y en las frutas, pero cuando atraviesan el patio y se pierden en la gran urbe llamada “casa”, mueren al poco tiempo. Sólo si se dejan barriles de cerveza acumulados y abiertos, ellas lograrán resguardarse.

 

     Correr en plena temporada de olimpiadas, tiene para mí otro sentido. Igual que las babosas, dejo un residuo ligoso cuando me muevo y no causo más daño. Son las cucarachas a las que deberíamos intentar eliminar de por vida porque atacan, enferman y atentan contra la integridad de todo ser vivo que intenta servirse un vaso de lechea mitad de la madrugada… además dicen que ellas pueden sobrevivir a la bomba “H” y eso… eso es muy egoísta y pretencioso.

 

    Regresando a las babosas, mi manera de huir puede ser lenta, pausada como un suspiro; pero huyo eficazmente y no doy vuelta atrás. En mi país perfecto, las babosas capacitan a las mujeres desveladas y acompañan a las princesas mientras escriben la bitácora. Ellas no son babosas por idiotas; sólo dejan baba… rastro de su estadía en el espacio y pruebas… pruebas de existencia. Para algunas cosas, siempre hay que aprender a esperar con paciencia, tal y como lo hacen las babosas.

 

EL ROBLE

 

You Can’t hurry Love/The supremes

…But how many heartaches
Must I stand before I find a love
To let me live again
Right now the only thing
That keeps me hangin’ on
When I feel my strength, yeah
It’s almost gone
I remember mama said:

You can’t hurry love
No, you just have to wait
She said love don’t come easy
It’s a game of give and take

EL MURMULLO MORAL ANTICORPS
TRES SON MUCHEDUMBRE

About these ads

~ par Dignité le août 16, 2008.

Une Réponse to “LAS BABOSAS”

  1. [...] *¿Quién quisiera lamentarse de no haber sentido? ¿quién aboga por morir sin haber amado? ¿Quién…? LAS BABOSAS [...]

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

 
Suivre

Recevez les nouvelles publications par mail.

%d bloggers like this: